Hoy por la tarde, las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) dieron una conferencia de prensa para presentar el comportamiento de la pandemia de la COVID-19 en Guatemala en los últimos meses.

Los presentes fueron el ministro Francisco Coma, los doctores Edwin Montufar y Gerardo Hernández, y el licenciado Ariel Hernández.

El jefe de la cartera de salud, doctor Francisco Coma, confirmó que Guatemala se encuentra en una quinta ola de la pandemia COVID-19 por el volumen de casos.

Se esperaba que las subvariantes de Omnicron incrementarán al menos 30% más de transmisión de contagio.

De acuerdo con el ministro, las dos variables a considerar para la toma de decisiones son: la tasa de mortalidad y los porcentajes de ocupación hospitalaria.

Coma ve positivo la rotación de pacientes, a pesar del incremento de contagios, los casos son moderados y se han recuperado rápido.

El ministro de Salud anunció que se modificará el acuerdo ministerial donde se establecen las medidas sanitarias para agregar el uso de mascarilla obligatorio para ambientes cerrados y abiertos, aplicado a todo el país.

El ministro Coma invitó a los grupos etáreos vulnerables que acudan a los centros de vacunación para completar la inmunizacion con la cuarta dosis.

La Quinta Ola

La Jefa del Departamento de Epidemiología del MSPAS, doctora Lorena Gobern, indicó que con las proyecciones se espera que se alcance los 6 mil casos registrados diarios durante julio e inicios de agosto. Aunque esta cifra es imprecisa porque muchos guatemaltecos no acuden a hacerse la prueba de diagnóstico.

Hasta el 2 de julio, el porcentaje de positividad supera el 42 por ciento, señaló Gobern.

Los principales departamentos donde la positividad ha incrementado son: Sacatepéquez, Guatemala, El Progreso, Chiquimula, Baja Verapaz.

En gráficas presentadas se puede observar la evolución del mapa guatemalteco donde predominaba las alertas amarillas durante finales de abril y principios de mayo, ahora el mapa se torna de naranja.

El semáforo preliminar para el 23 de junio al 6 de julio indica 59 municipios en rojo, 225 en alerta naranja y 56 en alerta amarilla.

De acuerdo con el equipo técnico de apoyo del MSPAS: «El 65 por cierto de los municipios que estan en rojo se concentran en: Petén, Jutiapa, Huehuetenango, Izabal, Alta Verapaz, Zacapa, Sacatepéquez y Guatemala».

Los cinco municipios con mayor positividad a nivel nacional son: Santa Catarina Mita (Jutiapa) con 53.03%, Santa Cruz La Laguna (Solola) y San Juan La Laguna (Solola) con 50%, San Francisco (Petén) con 47.29% y Ciudad Vieja (Sacatepéquez) con 45.53%.

Los municipios del departamento de Guatemala dentro de los 20 municipios con mayor positividad son: San Miguel Petapa (44.74%), Ciudad de Guatemala (41.99%) y Villa Nueva (41.19%).

Durante junio, la positividad a nivel nacional incrementó del 19.6 al 30.3 por cierto. Por su parte, los casos confirmados se han duplicado.


Impacto de la vacunación

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social espera una reducción de la letalidad en la población vacunada y un impacto diferencial de la vacunación entre casos confirmados y fallecidos.

A principios del 2022, se introdujo en Guatemala la variante Omnicron y actualmente se haya un par de sub linajes: B4.B12.2.1 y B4.B5.

Hasta el 5 de julio, la cobertura de vacunación se divide: 56% con primera dosis, 43% con segunda dosis, 21% tercera dosis y 1.4% para la cuarta dosis.

La letalidad de la COVID-19 en Guatemala es del 2 por ciento.

Los grupos etarios de 60 a 69 años y 70 años y más son los que poseen mayor cobertura de vacunación con dos dosis.


Hospitales

Gerardo Hernández, viceministro de hospitales, enfatizó la diferencia entre los 5 mil 570 pacientes no vacunados y 1 mil 140 personas vacunadas ingresadas a la red hospitalaria de enero a julio del 2022.

Hernández señaló que del 27 de junio al 6 de julio, hubo 105 pacientes vacunados y 544 pacientes no vacunados.

«En los últimos 10 días, han fallecido 21 pacientes no vacunados y 2 pacientes vacunados. De estos dos, uno fue en Petén que tenía una enfermedad hepática, mientras el otro estuvo en el Hospital General San Juan de Dios con una enfermedad cerebrovascular»,

confirmó Hernández.

Hasta el 6 de julio, hay 287 personas hospitalizadas como pacientes moderados de COVID-19. «Tenemos un porcentaje ocupacional de camas destinado a pacientes moderados en un 28%», agregó Hernández.

Con relación a pacientes hospitalizados severos, 33 hospitales no tienen ningún paciente de esta clase. El hospital temporal de Quetzaltenango es donde hay más pacientes severos, luego el hospital de Villa Nueva y después el Hospital Roosevelt.

Hay 105 pacientes severos con COVID-19, equivalente a un 23% de porcentaje ocupacional de camas en la red hospitalaria nacional.


Programa de inmunizaciones

La licenciada Diana Sierra informó que la existencia de vacunas en el Centro Nacional de Biológicos es de 414 mil 042 dosis y en las Áreas de Salud se encuentran 133 mil 685 dosis.

Según Sierra, hay suficientes vacunas para cubrir a las poblaciones metas. Añadió que es importante cerrar ciclos, ya que se pueden completar esquemas con diferentes vacunas.

El viceministro en Atención Primaria, Edwin Montufar, manifestó que está semana se alcanzó la cifra de 18 millones 123 mil 858 dosis administradas.

«Esto nos permite alcanzar un 56 por ciento de cobertura de primera dosis, pero cobertura completa de 43% y con un primer refuerzo con 21% y segundo refuerzo 1.3%»,

dijo Montufar.

Actualmente, Guatemala cuenta con 1 mil 231 puestos de vacunación. Centros de hisopados son 955 donde se entregan kits de COVID-19.

Aproximadamente, se dispone de 1 millón 227 mil 801 pruebas rápidas y 218 mil 524 kits disponibles.

Las medidas sanitarias fundamentales para evitar la escalada de casos positivos son: uso de mascarilla, distanciamiento social y lavado de manos constantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.