Ayer, 22 de septiembre, autoridades religiosas de Nicaragua expresaron que la policía del país prohibió realizar actividades fuera de las parroquias y la conmemoración de la Biblia.

Tanto la Parroquia de San Miguel Arcángel (Managua) como el Consejo Nacional de Pastores Evangélicos (Nagarote) expresaron que las actividades se realizarían en los templos. La justificación de la policía fue la seguridad de los ciudadanos.

Este año se celebraría el 453 aniversario de la traducción de la Biblia al Castellano. Sin embargo, la conmemoración no se realizó. Asimismo, la Parroquia mencionada planificó una procesión por el santo de su área, pero tampoco se realizó por las medidas de las autoridades.

Imagen: Parroquia de San Miguel Arcángel

Cabe mencionar que la policía nicaragüense secuestró a monseñor Rolando Álvarez el 19 de agosto del presente año. Este llevaba privado de libertad por represiones de las autoridades desde el 4 del mismo mes y se refugiaba en la Curia Espicopal de la Diócesis de Metagalpa. Más información aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.