Hoy el juez Héctor Rosales sentenció a Jorge Zea a 50 años de prisión inconmutables (condena máxima) por el femicidio de Luz María López, quien fue su esposa y madre de una niña.

De acuerdo con la Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), Luz María falleció por asfixia por estrangulamiento. El hecho se sucitó el 19 de enero de 2022 y la desaparición de la víctima se notificó al día siguiente.

Hallazgo del cuerpo

El 22 de enero de 2020 se encontró el cadáver Luz María en la avenida Simeón Cañas, de la zona 2 capitalina. Este presentó quemaduras de tercer grado, según el informe del INACIF. Dos días después, Zea fue capturado como presunto responsable de la muerte y hoy, a más de dos años después, se le declara culpable.

Ada Morales, madre de Luz María, expresó previo a la emisión de la sentencia «yo quisiera que ustedes tuvieran en cuenta todos los ángulos en los que una madre y una hija de un femicidio sufren…». Además, Byron López, padre de la víctima indició «lo que hizo fue quitarle la vida y delante de una menor de edad», refiriéndose a Zea.

La condena del caso fue requerida por la Fiscalía contra el Delito de Feminicidio, misma que presentó la necropsia en 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.